Ante todo, quiero darles una muy cálida bienvenida a esta suscripción mensual de Nutricius. Seguidamente contarles cuál es el origen y el propósito de este proyecto en el cual nos embarcamos hoy tanto ustedes como quien les escribe.

De dónde nace

Son tres mis pasiones que unidas y con gran energía sinérgica dan a luz al proyecto:

1.    Pasión por la investigación

Desde chica siempre mi espíritu fue inquisidor. Cuando encontraba una respuesta satisfactoria a un ‘por qué?’ surgía la duda del ‘por qué de ese por qué’, y así podía continuar, muchas veces, hasta encontrarme cara a cara con los átomos…cuando no con las cargas del mismo. Con el tiempo, esa avidez de entendimiento tomó una dirección predominante, gravitando en el campo nutricional, con especial foco en las interacciones bioquímicas entre nutrientes y células, o utilizando una imagen más accesible, entre combustible y maquinaria biológica.

No conforme con la teoría, siempre necesité bajarlo al plano práctico, para así comprobar o desechar aquello absorbido intelectualmente.

2.    Pasión por la gastronomía

Siempre, y también desde pequeña, me fascinó cocinar, pero sobre todo probar cosas nuevas, y no tanto repetir recetas. De hecho, he de recalcar una vez más que el verbo asociado a esta pasión es FASCINAR. Específicamente, se trata de poder propiciar y presenciar las interacciones físico químicas entre los alimentos, detectando y comprendiendo las leyes que los gobiernan, y de la mano de éstas ir encontrando los resultados que busco.

Muchas veces (no siempre), una vez que logro una receta, ya no me interesa mucho repetirla, porque -para mí- ya perdió su principal atractivo, que es precisamente la etapa del descubrimiento. Les comparto una intimidad: esta faceta de mi personalidad, trae aparejado que mi familia me repita con frecuencia frases como ‘¿Y por qué ya no hacés tal o cual receta, que estaba buenísima?’, a lo que respondo con lo que para ellos seguramente sea un sinsentido: ‘¡Porque ya sé que sale bien!’

3.    Pasión por enseñar

Hace mucho, aún en el colegio, minutos antes de un exámen, recuerdo la imagen de varios compañeros rondeándome para ayudarlos a resumir el tema. Siempre me llenó de profunda satisfacción poder transmitir un conocimiento de modo que el receptor no sólo comprenda, sino que disfrute del proceso. Ya sean las clases de música que imparto hace muchos años, las de cocina-nutrición (presenciales o a distancia), o bien las clases que les doy a mis propios hijos, me doy cuenta de que enseñar es una actividad que va a estar ligada a mí por toda esta vida.

Un condimento esencial. Existe una faceta de mi personalidad que sin duda condimenta la fórmula que da origen a mi labor, que en esencia es la certeza de que si no cambiamos, no mejoramos.

A los seres humanos en general nos cuesta hacer cambios de hábitos; preferimos la comodidad de algo familiar y disfuncional a algo nuevo. Abrir nuevos caminos siempre va a enriquecernos y sumar puntos en nuestro crecimiento personal. Es porque entiendo que hay que abrazar los cambios, que mi búsqueda hacia una alimentación más acorde a nuestra genética humana se ve constantemente propulsada. Y es esta misma energía de la mano de mi veta didáctica, que muchas veces me lleva a querer provocar esos ‘clicks’ que las personas necesitan para estar mejor.

Misión e implementación

Es mi firme propósito acompañarlo a usted, mi estimado suscriptor o suscriptora, en el proceso de ir transformando su alimentación actual en una que tenga más en cuenta los principios de fisiología básicos en los que se basa, la salud humana*. Mi línea de investigación y sugerencias gastronómicas parte del estudio de la Alimentación Evolutiva.

De qué manera.

  1. Recetas. Según sea el plan al que se haya suscripto, tendrá acceso a una cantidad determinada de recetas, en tres formatos diferentes:
    a) Formato pdf standard, que incluyen fotos de los pasos principales, a mi criterio, de la recetas.
    b) Formato pdf coleccionables, listas para imprimir y, si se quiere, encuadernar.
    c) Video recetas.
  2. Información. Muchas veces, es el saber algo lo que nos motiva a emprender una acción. Estoy convencida que aprender sobre cómo y por qué influyen nuestras decisiones alimentarias en nuestra fisiología, debería ser materia obligatoria en la escuela. Su impacto es demasiado significativo cómo para desconocer sus efectos.
  3. Reflexiones. Basándome en mi recorrido, teórico y práctico, me gusta compartir mis reflexiones sobre distintos tópicos, anhelando que ello obre de disparador de ideas y motivaciones en quien me lee o escucha.

*Ante problemas puntuales de salud, debería acudir a un profesional de este campo individualizando apropiadamente sus dudas y/o consulta.

Últimas palabras, antes de comenzar

Es mi más profundo deseo que iniciemos, ambas partes, un recorrido donde cosechemos los frutos de la voluntad puesta al servicio de la reeducación alimentaria, en pos de una mejor calidad de vida.

Descargar Contenido

Todos los artículos de esta suscripción están numerados y se pueden descargar en formato PDF al final de cada artículo, para que puedas imprimirlos y crear tu propio material de estudio.